Pediluvio

Desintoxicación Iónica

La limpieza iónica juega un papel muy importante en la correcta eliminación de las toxinas del cuerpo, ya que el efecto del campo electromagnético generado en el agua sobre los puntos reflejos genera un estímulo que se propaga a los diferentes órganos.

La desintoxicación iónica es una terapia de limpieza de las toxinas de nuestro cuerpo, una rutina que se debería realizar periódicamente para mantener la salud.

El cuerpo humano se contamina de fuentes externas (exógenas) como internas (endógenas).

Los medios más comunes de la exposición de toxinas externas son: la inhalación de aire contaminado, humo de cigarrillos (fumador pasivo), productos químicos, agua, medicamentos, plaguicidas, teléfonos celulares, monitores de computadoras, hornos de microondas, redes eléctricas, antenas, etc.

Las fuentes internas de toxinas son: fermentación de los alimentos ingeridos, deshidratación, mala alimentación, estrés y desequilibrio emocional.

Como se puede ver, incluso personas que conscientemente logran estilos de vida saludables, están sujetas a muchas fuentes de intoxicación en su vida.

La terapia

La terapia promueve la actividad de los iones en el organismo.

Consiste en introducir los pies en un recipiente que contiene agua y sal; un equipo especial ioniza el agua y ésta estimula la desintoxicación del cuerpo en menos de media hora. El agua se va tornando oscura por las toxinas que se van eliminando.

Esta terapia, junto con un estilo de vida sano y de bajo estrés, proporciona una manera completa y eficiente de mantener niveles de alta energía y salud a largo plazo.

Generalmente, si las toxinas se quedan en el cuerpo darán lugar a una enfermedad crónica.

Practicar la terapia durante un periodo de tiempo largo ayuda a tener bajo control la salud y a mejorar la calidad de vida.

Baño electrolítico

Por medio de un baño electrolítico se controla el flujo de iones del agua que lo transmite al cuerpo, dicho flujo de iones es la condición necesaria para transportar electrones al cuerpo y, por consiguiente, para que se produzca gran parte de la comunicación celular y la neutralización de radicales libres, metales pesados y sustancias tóxicas que actúan como radicales.

Al ser neutralizada la carga positiva de las toxinas, estas se desprenden de los tejidos a los cuales estaban adheridas y son extraídas del cuerpo por ósmosis y difusión facilitada a través de los pies.

El cuerpo, al reconocer el proceso de desintoxicación que se está llevando a cabo, coopera incrementando el metabolismo, acelerando la actividad celular, segregando varias clases de enzimas, y apresurando la función de eliminación de los diferentes órganos excretorios, particularmente del hígado, riñones, piel, las plantas de los pies y la respiración.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?